ALIMENTACIÓN SALUDABLE 12/12/2016

Las calorías de los dulces navideños: ¿de cuál de ellos no debo abusar?

¿Quién se resiste a no tomar turrón, mazapán o mantecados en Navidad? Las tentaciones son demasiado apetecibles y las calorías en juego, muchas. ¿Sabes qué dulces deberías tomar con moderación estas Navidades?

Polvorones, mantecados, mazapanes, bombones.. llega la Navidad y con ella las fuentes de dulces que no faltan en ninguna sobremesa que se precie. Vale que están buenísimos y que son una auténtica tentación, pero... ¿sabías que también son bombas calóricas? ¡Un único polvorón puede tener hasta 500 calorías! Así que si no quieres cometer excesos estas Navidades y te has propuesto mantener el tipo, te interesará saber de qué dulces no deberías abusar. La clave, como con todo lo relacionado con la alimentación, es comer de manera razonada y saludable.

La miel, la harina, el chocolate o la manteca de cerdo son algunos de los ingredientes más comunes de los dulces navideños, y todos ellos tienen una alta cantidad de colesterol, grasas y azúcares. Pero no es cuestión de que le des la espalda a la báscula y te prives de ellos: se trata de disfrutar de la gastronomía festiva, pero teniendo en cuenta cuáles son sus riesgos y cuáles son los dulces de Navidad con más calorías, para que los tomes con cabeza, y sobre todo, ¡sin abusar!

Aquí tienes una lista para que te hagas a una idea:

1 mazapán: 60 calorías
100 gramos de mazapán: 500 calorías
100 gramos de turrón de Jijona: 583 calorías
1 mantecado: 107 calorías
1 polvorón de almendra: 150 calorías
1 porción de roscón de reyes: 250 calorías
1 galleta de jengibre: 140 calorías

¡Elige bien tus dulces!

Las diferencias calóricas pueden ser muy amplias entre un producto y otro, así que intenta siempre decantarte por las opciones más saludables. ¿Sabes qué mas puedes hacer para controlar tu peso?

Lee bien las etiquetas de los dulces: la cantidad de calorías del producto puede venir expresada o bien por ración o bien por 100 gramos. Considéralo a la hora de tomar más o menos cantidad y a la hora de elegir el producto, ¡puede ser algo confuso!

No te resignes a engordar: si no quieres que la báscula salte por los aires al acabar la Navidad, pero tampoco quieres renunciar por completo a estos pequeños placeres, prueba a restringir los dulces a una vez al día, por ejemplo, durante la sobremesa. ¡Además lo disfrutarás y valorarás más!

Vigila los azúcares y las grasas: no vamos a renunciar a vivir la Navidad intensamente, también en lo gastronómico, pero sí podemos hacer una compra más saludable. Fíjate en la cantidad de azúcar de los productos que compres, en el tipo de grasas (las insaturadas son más saludables) y en la calidad de las materias primas empleadas.

Dulces con bajo contenido en azúcar... ¿Y en calorías? No es lo mismo que un producto sea sin azúcar (menos de 0,5 gramos de azúcar por cada 100 gramos), bajo en azúcares (menos de 5 gramos de azúcares) o sin azúcar añadido (al elaborarlo no se incorpora sacarosa, fructosa, miel, jarabe de glucosa...). Los dulces con restricción de azúcar sólo resultan menos energéticos cuando el azúcar se sustituye por otros edulcorantes con pocas calorías como el sorbitol, el maltitol, el ciclamato, la sacarina o el aspartamo. ¡Que no te engañen!


Enviá tu comentario

Comentarios


QPS se reserva el derecho de retirar todos aquellos comentarios que vulneren el respeto a la dignidad de la persona, que sean discriminatorios, insultantes, que atenten contra los derechos humanos, o que, a su juicio, no resultaran adecuados para su publicación. En cualquier caso, QPS no será responsable de las opiniones vertidas por los usuarios
 

Enviá esta Noticia a un Amigo

QPS se reserva el derecho de retirar todos aquellos comentarios que vulneren el respeto a la dignidad de la persona, que sean discriminatorios, insultantes, que atenten contra los derechos humanos, o que, a su juicio, no resultaran adecuados para su publicación. En cualquier caso, QPS no será responsable de las opiniones vertidas por los usuarios