LA COMIDA MÁS IMPORTANTE 11/01/2018

Saltarse el desayuno, ¿un hábito perjudicial para la salud?

Un estudio podría confirmar que el ayuno podría ser beneficioso para la salud en algunos casos.

Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo. Así reza el refrán que hemos oído cientos de veces pero que en pocas ocasiones hemos llevado a la práctica. En plena era de la globalización, en donde vamos con prisa a todos lados, los buenos hábitos alimentarios suelen quedarse fuera de nuestra rutina. La realidad se impone ante nosotros y lo cierto es que no contamos con mucho tiempo para comer, mucho menos para cocinar, platos saludables que respeten las proporciones de carbohidratos, proteínas y demás nutrientes recomendadas al día.

La importancia de una buena alimentación ha ido ganando visibilidad en los últimos años debido al repunte en el número de casos de obesidad. A pesar de ello, y siendo conscientes de que una alimentación sana y equilibrada no solo es importante en el mundo del deporte, lo cierto es que un elevado porcentaje de la población continua realizando prácticas alimentarias perjudiciales para su salud. Una de las más populares es saltarse el desayuno, de tal forma que el cuerpo funciona durante horas sin ingerir ningún tipo de alimento, algo que daña enormemente nuestro corazón. Así lo han demostrado científicos españoles del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, que recogen en un estudio que la ingesta de menos de 100 calorías en la primera comida del día duplica el riesgo de acumulación de grasa en las arterias. Esta no es la primera vez que el desayuno se relaciona con la salud cardiovascular, ya que un estudio publicado en el Environmental Health Journal el año pasado afirmaba que no desayunar aumenta en un 27% las probabilidades de sufrir un infarto, además de elevar el nivel de plomo en sangre hasta en un 15%.

No llevarse nada a la boca tras horas durmiendo también repercute en el rendimiento de nuestro cerebro. Así lo demostró la Escuela de Enfermería de la Universidad de Pensilvania en Estados Unidos, que mediante un experimento práctico calculó que aquellos alumnos que asistían a clase sin desayunar presentaban una reducción en su rendimiento académico de 2,5 puntos. Además, el experimento también confirmó que estos estudiantes reaccionaban de modo más lento y torpe a la hora de resolver problemas que el resto de sus compañeros.

Con todo, parece que los estudios no solo confirman que saltarse la primera comida del día puede afectar de manera negativa a nuestro organismo sino que paradójicamente también existen investigaciones que afirman que este tipo de práctica alimentaria puede traer consigo beneficios, aunque solo en ciertos casos. Un estudio recientemente publicado en la revista científica Journal of Physiology y llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Bath, expone que saltarse el desayuno puede beneficiar a personas delgadas. Dirigido por Javier González, este estudio analizó los efectos de desayunar o no en el metabolismo y en el comportamiento de las células grasas en dos grupos de personas: delgadas y obesas en función a su IMC (índice de masa corporal). Las conclusiones que se desprenden de este análisis es que las personas delgadas obtienen beneficios del ayuno ya que esta práctica aumenta la actividad de aquellos genes dedicados a quemar grasa y, por tanto, mejora su metabolismo. Estos resultados no son extrapolables al otro grupo de personas analizado, ya que en este caso las células de grasa no captaron tanta glucosa como en el primer grupo, algo que los investigadores achacan a un mecanismo de adaptación para limitar la glucosa presente en las células adiposas, limitando por tanto el almacenaje de grasa adicional.

Los investigadores señalan, sin embargo, que este estudio presenta una serie de limitaciones basadas en el tipo de desayuno que consumieron las personas estudiadas, ricos en carbohidratos. Por tanto, los datos recogidos no pueden ser extrapolados a otro tipo de desayunos, sobre todo a aquellos que son ricos en proteínas. Es por ello por lo que los investigadores esperan poder seguir avanzando en este campo y poder ofrecer una respuesta clara sobre los posibles beneficios de saltarse la primera comida del día.


Enviá tu comentario

Comentarios


QPS se reserva el derecho de retirar todos aquellos comentarios que vulneren el respeto a la dignidad de la persona, que sean discriminatorios, insultantes, que atenten contra los derechos humanos, o que, a su juicio, no resultaran adecuados para su publicación. En cualquier caso, QPS no será responsable de las opiniones vertidas por los usuarios
 

Enviá esta Noticia a un Amigo

QPS se reserva el derecho de retirar todos aquellos comentarios que vulneren el respeto a la dignidad de la persona, que sean discriminatorios, insultantes, que atenten contra los derechos humanos, o que, a su juicio, no resultaran adecuados para su publicación. En cualquier caso, QPS no será responsable de las opiniones vertidas por los usuarios